Renuncié a un sueldo de 290.000 euros y ahora gano más con otras fuentes de ingresos



Danny Baldus-Strauss ganaba mucho dinero trabajando: hasta 300.000 dólares (294.782 euros) al año en IBM, según ha relatado él mismo a Business Insider. Un gran sueldo que, unido a un alto porcentaje de ahorro, le ayudó a alcanzar un capital de 7 cifras en unos 7 años.

«Tenía ese capital, pero realmente no me sentía rico porque solo tenía una fuente de ingresos«, explicó Baldus-Strauss, que se encargó de vender equipos para el gigante tecnológico del 2013 al 2020. «En ventas, si no alcanzas tu cuota 2 semestres seguidos, te pueden despedir. Estos despidos se producen todo el tiempo dentro de las grandes compañías».

Para llegar a ser «financieramente inviolable», como él dice, hay que generar múltiples fuentes de ingresos. «La diversidad de fuentes de ingresos, para mí, significa seguridad. Porque si alguna de ellas desaparece, tengo otras a las que echar mano».

Baldus-Strauss pasó años planeando cómo podía ganar dinero antes de pasar a la acción: «Durante los primeros 5 años de mi carrera, pasé gran parte de mi tiempo libre leyendo. Investigué cómo gestionar un Airbnb y cómo abrir un ecommerce. Al final me centré en crear fuentes de ingresos».

Comenzó fundando una tienda online. Baldus-Strauss explicó que empezó con el «arbitraje minorista», es decir, comprar productos con descuento, revenderlos a un precio más alto y sacar beneficio de la diferencia.

«Compraba un producto a unos 11 euros, por ejemplo, y lo revendía a 14». Su negocio consistía en comprar y revender artículos como productos para el hogar, juguetes y cosméticos: «Productos de gran volumen y alto margen como los piensos Purina, los plumeros Swiffer o los juguetes Hasbro».

Baldus-Strauss contaba con un operador que gestionaba su ecommerce para no tener que intervenir. «Utilicé el 35% de los beneficios para usar su almacén, contar con su personal y ayudarles con el abastecimiento».

El joven de 31 años también invirtió en una propiedad en Colorado (EEUU) en el 2017. La compró como residencia principal, pero con la intención de alquilarla en Airbnb siempre que tuviese que viajar por trabajo, que era casi todo el año.

«Decidí pagar más por una ubicación deseable, que sabía que iba a ser realmente popular en Airbnb», indicó Baldus-Strauss, que vendió parte de sus acciones de Google y Apple para poder permitirse el pago inicial.

Se puede ganar mucho dinero con los alquileres de corta duración (Baldus-Strauss contó que hay meses en los que ha ganado 4 veces el pago de la hipoteca). «Hay que despreocuparse un poco. Tienes que sentirte cómodo con que la gente esté en tu propia casa», señala.

Después de 3 años de hacer crecer su negocio de comercio electrónico y de ser propietario en Airbnb, Baldus-Strauss decidió que quería trabajar por su cuenta a tiempo completo.

«Estas grandes compañías en las que ganas mucho dinero, hasta cierto punto te poseen: son dueñas de tu tiempo y tu energía«, afirmó. «Tienes menos control creativo y flexibilidad, y eso es lo que das a cambio de ganar 200.000 o 300.000 euros cuando tienes entre 25 y 30 años. Quería ser dueño de mi tiempo y tener más creatividad en mi vida».

Cuando dejó IBM en 2020, Baldus-Strauss ganaba «un par de miles de euros al mes con el comercio electrónico y Airbnb». Aunque afrontó un recorte en sus ingresos significativo e inmediato, en los últimos 2 años ha desarrollado más fuentes de ingresos y asegura que hoy en día gana más dinero que en IBM.

Sus otras fuentes de ingresos incluyen la consultoría de ventas y la minería de criptomonedas. De hecho, ha pasado 2 años construyendo su propia marca, Backpacker Finance, y en la actualidad cuenta con más de 97.000 seguidores en Twitter.

«Sabía que Twitter sería una herramienta que podría monetizar con el tiempo creando un número de seguidores lo suficientemente grande como para poder asociarme con marcas o crear cursos», relató. «Primero debía generar seguidores y después tendría la oportunidad de monetizar mi actividad, así que simplemente empecé a tuitear todos los días».

Ahora que cuenta con un número considerable de seguidores, gana bastante dinero a través del marketing de afiliación y la asociación con marcas como M1 Finance, explicó. «Durante un año, M1 Finance básicamente me pagó la hipoteca por tuitear en su nombre. Hablaba de sus productos, de su metodología y recomendaba acciones bursátiles«.Anima a todo el mundo a empezar a desarrollar una marca personal

«La forma en que veo las redes sociales es que puedes producir o puedes consumir«, apuntó. «Yo también consumo, pero empecé a pasar mucho más tiempo creando contenido para la gente. Escribía hilos en Twitter o hacía vídeos o escribía extensos reportajes sobre la bolsa, y los compartía gratuitamente para generar confianza y conseguir seguidores».

A la hora de decidir en torno a qué construir tu marca, piensa en lo que te hace vibrar, en lo que te emociona. Para Baldus-Strauss, son las finanzas, la inversión y el espíritu empresarial. Aprendió sobre el mercado de valores a través de su padre y estudió finanzas en la universidad. Lleva invirtiendo desde el 2010.

Arrancar el proyecto de Backpacker Finance no le costó mucho tiempo ni esfuerzo: «Diseñé el logo que está en mi cuenta de Twitter en 5 minutos. Entré en Canva, encontré un logotipo, escribí ‘Backpacker Finance’ y todavía está ahí. No he cambiado mi foto de perfil en 2 años».

«No me enfoqué en el plan de negocio, ni en las fotos, ni en el logotipo. Sólo me centré en producir contenido realmente bueno y en hacerlo de forma constante».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.